Fundada en México en 1997

5 agosto, 2016 | ammec | Historia Ammec

Fundada en México en 1997 AMMEC es una empresa que se ha dedicado a la renta y venta de equipo para la construcción, principalmente de plataformas de elevación para el trabajo en altura. Las primeras actividades de AMMEC estuvieron destinadas a la renta de maquinaria ligera para la construcción como removedoras y bailarinas. No fue hasta el 2007, con la compra de la primera plataforma de tijera en Chicago, que AMMEC comenzó a especializarse en el manejo de maquinaria pesada de elevación abriendo un novedoso camino para la escuela constructora mexicana. Logrando convertirse a partir del 2012 en distribuidora de las marcas vanguardias a nivel mundial en la fabricación de equipos para la construcción como JLG, SOCAGE y GENIE. Además de ser miembro activo de la organización internacional encargada de promocionar y garantizar el uso seguro y eficiente de plataformas de elevación para trabajos en altura, La Federación Internacional de Acceso Motorizado (IPAF). Actualmente AMMEC cuenta con más de 600 máquinas y un servicio holístico de 24/7 que ofrece a sus clientes tanto la renta de equipo como la capacitación de sus trabajadores.

Llegar hasta aquí puede decirse fácil y transformarse en números y estadísticas. Sin embargo, los resultados reales abarcan mucho más, implican un impacto considerable en la infraestructura y el sistema urbanístico del país. Un logro que sin dudas es consecuencia del trabajo progresivo y constante de los líderes de esta institución y, principalmente, todo su equipo. El trayecto recorrido ha permitido identificar y potenciar el principal producto para ofrecer a los clientes: la seguridad. Brindar una maquinaria moderna, que garantice la productividad y efectividad en el trabajo, que agilice los procesos y que, principalmente, garantice la seguridad de los trabajadores y operadores es la misión de AMMEC. En el empeño por cumplir con esta premisa se hace evidente que, contar con una máquina moderna, de calidad internacional reconocida, no garantiza la efectividad en los procesos. Una maquinaria óptima sin un operador capacitado es maquinaria muerta. Por esto AMMEC se ha interesado por capacitar de manera técnica e informativa a todo el personal que tiene contacto con las plataformas. Para ello cuenta con certificaciones tanto a nivel nacional e internacional que avalan el uso adecuado de las plataformas, tales como DC3, JLG y principalmente la certificación IPAF de la cual es miembros. (trabajo en equipo)

Después de estos veinte años AMMEC definitivamente es una empresa renovada tanto al interno como al externo. Sin embrago, es claro que reinventarse no implica únicamente un cambio, sino que requiere, esencialmente, la capacidad de reconocer y potenciar lo positivo y valioso que ya se tiene. Por eso, en vista al inicio de la nueva década, AMMEC parte del compromiso por mantener la excelencia y calidad en cada uno de los servicios que ofrece,manteniendo la seguridad como principal producto y garantía. A esto se suma una nueva estrategia de posicionamiento en redes sociales que permita tanto a actuales como futuros clientes conocer la amplia gama de servicios que se ofrecen, la versatilidad y multiplicidad de usos de las plataformas y la actualización de los proyectos en los que se trabajan.

Como reto AMMEC se propone además diversificar los usos de sus equipos y abrirse a nuevas oportunidad y proyectos que incluyan áreas tan disímiles como la cinematográfica, el arte urbano, eventos musicales, entre otros. Esto ayuda a crear conciencia, en todos aquellos que de una manera u otra realizan algún trabajo en altura de la necesidad de garantizar la preservación de la vida humana por encima de cualquier propósito. En este sentido surge un área completamente nueva dentro de AMMEC, un espacio encargado de la gestión de proyectos, principalmente de carácter artístico y cultural, en el que estarán como colaboradores de aquellas iniciativas que para su realización requieran la elevación del personal. Proyectos que, desde el arte, cuenten con un impacto social positivo tanto en los que se encuentren involucrados directamente como en aquellos que forman parte del entorno en donde se lleven a cabo las intervenciones. En definitiva, la proyección final a futuro apunta al crecimiento constante y la optimización en los servicios brindados. Poder diversificar las áreas de acción y el impacto en diferentes sectores que contribuya al bienestar de la sociedad.

Tags:

ammec author